14.8 C
Salta
martes, 27 septiembre, 2022

Apuestan a un gabinete enfocado en las elecciones

Ultimas

Un gabinete electoral para 2017. Esa es una de las premisas que maneja la Casa Rosada con una certeza más: en el Gobierno buscarán hacer de la gestión su principal arma para ganar las legislativas.

En el oficialismo no sólo buscarán ajustar los gastos de los ministerios, también Mauricio Macri ordenó mejorar los niveles de ejecución, evitar díscolos, como Alfonso Prat-Gay, y comenzó a intervenir algunas áreas con problemas de gestión.

Quienes tratan a diario con el jefe de Estado aseguran que tanto el jefe de Gabinete, Marcos Peña, como Jaime Duran Barba creen que el año que viene habrá un “debate de modelos” entre la continuidad del cambio y lo que consideran es “el pasado”, y que en ese marco va a ser muy importante mostrar cambios concretos en la gestión.

De esto charlaron, hace ocho días, en un almuerzo reservado, el propio Peña, Fernando de Andreis (secretario general de la Presidencia) y el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, en el viejo edificio de Somisa, en el centro porteño. Entre un balance positivo del año, y con una tenue lluvia como marco, se entusiasmaron con un dato: en sus sondeos, el Presidente tiene un 55% de imagen positiva a nivel nacional y el conflicto con Ganancias no hizo mella.

En este contexto, comenzaron a trabajar en un esquema de intervenciones en los ministerios que afrontan inconvenientes. Se trata de acupuntura política: funcionarios puntuales para casos determinados.

Uno de los más visibles es el Ministerio de Salud, jaqueado por renuncias y feroces subejecuciones. Allí, llegará Eduardo Epstein, especialista en administración de la salud, quien trabajará con María Cecilia Loccisano, “la Negra”, la mujer del ministro de Trabajo, Jorge Triaca. Junto a un hombre de Ernesto Sanz, tienen la tarea de ordenar una de las carteras más problemáticas.

A propósito de Salud: en el Gobierno aún se preguntan por qué el titular del PAMI, Carlos Regazzoni, se niega a unificar criterios en las negociaciones de contratos con los laboratorios con el Ministerio de Salud. Al menos, sus diferencias políticas con Lemus ya fueron expuestas ante el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y en Casa Rosada saben que ha hecho correr el rumor de que desembarcaría en el área como ministro.

Otro caso: la cartera de Medio Ambiente. Allí tuvo que recalar la blonda Gladys González, interventora del complicado gremio del SOMU (Marítimos) y precandidata en la Provincia, como titular de Acumar, el organismo que debe sanear el Riachuelo. Desde la Corte Suprema llegó a oídos de Macri la penosa presentación que realizó Medio Ambiente en el marco de la causa por la degradación del río: subejecución, falta de planificación y desfinanciamiento cubrieron esa reunión. Luego, y aunque estaba de vacaciones para el encuentro, renunció Julio Torti y asumió González, una dirigente muy cercana a Rodríguez Larreta.

En Cancillería, el desembarco de Horacio Reyser supone una virtual intervención de Susana Malcorra pero también de un sector de la UCR que fue creciendo.

En broma, algunos funcionarios de Casa Rosada aseguran que se iba pedir el diario de gestión de Iván Petrella, el secretario de Integración Federal y Cooperación Internacional y al que sólo se le conocen actividades vinculadas a charlas y seminarios.

perfil.com

- Publicidad -spot_img

Te lo perdiste...

- Publicidad -spot_img

Mas Titulares