jueves,16 septiembre 22:25
El tiempo - Tutiempo.net

Por

21 de mayo de 1903: La polémica inauguración de la «Fuente de las Nereidas»

22/05/2021- Ocurriò un 21 de mayo de 1903 cuando fue inaugurada esta obra escultórica inigualable de la talentosa "Lola Mora", una de las primeras artistas argentinas y de Sudamérica.

Es incuestionalble que la personlidad de Dolores Candelaria Mora Vega mas conocida como «Lola Mora», siempre dio que hablar. Su vida y su obra fueron objeto de la crítica de una sociedad que por entonces relegaba a las mujeres de los espacios sociales y laborales, pero  para ella esto no fue ningún impedimento, seguiría trabajando artísticamente la piedra, el mármol y el granito bajo la mirada esquiva y moralista de quien la viera trepada en las escaleras cincelando y vestida con pantalones.

Asi fue que un día 21 de mayo de 1903, su obra «La Fuente de las Nereidas» fue presentada en público a  los vecinos de Buenos Aires, que amanecieron escandalizados por un puñado de desenvueltos tritones montados en sus corceles emergiendo del agua y ninfas del oceáno totalmente despojadas de ropa.

Las provocadoras esculturas se habían congregado en cierta esquina céntrica para celebrar el nacimiento de la Diosa Venus, encontrándose ubicadas durante 15 años entre las calles Paseo  de Julio y Cangallo, lo que es hoy Avenida Alem y Perón.

Los desnudos de esta obra escultórica fueron considerados demasiados indecentes y escandalosos para el espírirtu moralista de principios del siglo XX y pensar que la idea original era instalarla  en donde se encuentra emplazada la Pirámide de Mayo, casi en frente de la catedral.

Lola Mora trabajando en la «Fuente de Las Nereidas», en su taller de Paseo de Julio. (1903)

A despecho de los convencionalismos de la época, la escultora decidió esculpir su propio destino como artista. En la inauguración no estuvo presente ninguna dama, salvo Lola Mora.

Por el aquel tiempo las miradas excesivamente escrupulosas no tardaron en llegar y se atacó su obra con argumentos inválidos desde el punto de vista artístico. Se expulsó sus alegorías del Congreso y se rescindió su contrato para el Monumento a la Bandera (las figuras que ya estaban esculpidas no se emplazaron hasta 1997, en el Pasaje Juramento de Rosario).

La presión de las agrupaciones defensoras de la moral y las buenas costunbres fue tan persistente que finalmente se tuvo que trasladar a la «Fuente de las Nereidas» a la Costanera Sur, un lugar mas alejado de la ciudad,  donde actualmente se halla ubicada.

“No pretendo descender al terreno de la polémica; tampoco intento entrar en discusión con ese enemigo invisible y poderoso que es la maledicencia. Pero lamento profundamente que el espíritu de cierta gente, la impureza y el sensualismo hayan primado sobre el placer estético de contemplar un desnudo humano, la más maravillosa arquitectura”, Lola Mora.

Hoy la «Fuente de las Nereidas», se revela como uno de los monumentos mas importantes que distinguen y onorgullecen a los argentinos y a pesar de los vaivenes, la obra fue declarada Bien de Interés Histórico Artístico Nacional, en 1997.

Y más allá del escándalo generado, creo que aquel día,  más de un transeúnte habrá bajado la vista y se habrá ruborizado al pasar junto a ella y más de uno la habrá espiado de reojo.

.

Acerca de administrador
Diario Ceibal Salta

Sé el primero en comentar este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


La Voz Digital de los Valles