18.7 C
Salta
miércoles, 30 noviembre, 2022

Para exfuncionario del BID, el IVA es un impuesto «regresivo y medio tontón»

El execonomista jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Alberto Barreix sostuvo que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) es utilizado en la mayoría de los países por tratarse de un tributo "neutral y simple", pero a la vez es "regresivo" en la medida que se aplica indistintamente a pobres y ricos sin reparar en las distintas capacidades de consumo.

Ultimas

Además afirmó que el IVA es a la vez «medio tontón» en determinadas actividades como la de servicios financieros, en su intervención en el trigésimo sexto Seminario Nacional de Presupuesto Público que finaliza hoy en la ciudad chaqueña de Resistencia. Barreix reseñó el origen de los tres pilares básicos de las estructuras tributarias: los que gravan la renta (creados por Napoleón a comienzos del siglo XIX), los de la seguridad social (generados en la Alemania de Bismark, en el último tramo del mismo siglo) y el IVA (que es el más nuevo de todos y es «típicamente europeo»).

El especialista señaló que la mayoría de sus colegas considera que el IVA «es un impuesto neutral, que recauda bien y es simple», pero que al aplicarse en los bancos tiene problemas «porque prestan dos servicios, al que deposita y al que toma créditos» y en esa situación, «se marea, es medio tontón». «El problema que tiene el IVA es que es regresivo si cobro parejo a todos, porque si el ingreso está concentrado, el consumo también lo está», indicó, ya que «en términos relativos, los pobres consumen más de su ingreso que los ricos», explicó.

Al respecto, Barreix sentenció que «no se puede tener un impuesto general al consumo con la misma tasa que no sea regresivo», un problema que se intenta remediar con la «solución universal» de las exenciones o alícuotas diferenciadas, beneficiando los consumos de los sectores socialmente más vulnerables. «Pero el problema es con la carne, que la consumen pobres y ricos», ejemplificó, además de señalar que «con muchas alícuotas se complica la administración».

Como propuesta de solución, Barreix planteó la adopción de un «IVA P» (por «personalizado»), que consiste en «tender a ampliar la base con tasa única» y aplicar mecanismos de «devolución a los más pobres». De todos modos, Barreix admitió complicaciones también en ese caso y comparó al IVA con «la paloma de (Pablo) Picasso, que de lejos es linda, pero de cerca te ensucia». Como corolario, sostuvo como concepto general que «los impuestos son fantásticos, pero si no tengo cómo administrarlos son inútiles».

- Publicidad -spot_img

Te lo perdiste...

- Publicidad -spot_img

Mas Titulares