-1.9 C
Salta
viernes, 12 julio, 2024

Condenan a integrantes de una organización narcocriminal que transportaba droga a Córdoba

Dos hombres fueron declarados culpables de un transporte de 97 kilos de cocaína descubierto el 28 de mayo de 2023 en una ruta que conduce a Cafayate. En el juicio se destacó la minuciosa investigación llevada delante de manera conjunta entre la Gendarmería Nacional y la Policía provincial.

Ultimas

Pablo Javier Fernández y a Ricardo Fabián Rodríguez fueron condenados a las penas de 8 años de prisión y de 6 años y 6 meses de prisión, respectivamente, por el delito de transporte de estupefacientes agravado por el número de intervinientes, en grado de coautores.

Asimismo, se dispuso el decomiso a favor del Estado Nacional de una camioneta Toyota Hilux utilizada para el transporte de 97 kilos de cocaína. El estupefaciente estaba distribuido en 95 paquetes acondicionados en un doble fondo adicionado a la caja del vehículo.

Estas condenas se sumaron a la impuesta a Félix Carlos, otro integrante de la organización, cuya situación procesal había sido resuelta a través de un acuerdo de juicio abreviado homologado por el juez federal de Garantías N°1, Julio Bavio, quien lo condenó a una pena única de 10 años de prisión, ya que el acusado estaba en libertad condicional cuando cometió el delito.

La investigación y litigación del caso fue llevada adelante por el fiscal general Eduardo José Villalba, con la intervención de la auxiliar Florencia Altamirano, cuya labor fue destacada por el tribunal de juicio, que también ponderó la actuación de la Gendarmería Nacional y de la Policía provincial, que trabajaron de manera mancomunada, tal como lo promueve el Código Procesal Penal Federal, vigente en Salta desde el 10 de junio de 2019.

El hecho puesto en debate sucedió el 28 de mayo de 2023, cuando, a raíz de una investigación que la fiscalía había iniciado en diciembre de 2022, fue detenida una camioneta Toyota Hilux y un automóvil Ford Focus, que provenían de la capital provincial y se dirigían a Cafayate, para luego seguir por Catamarca y La Rioja, y finalmente llegar a Córdoba.

La detención se produjo en el puesto de control de la localidad de Viñaco, sobre la ruta 68, a la salida de la localidad de El Carril. La fiscalía había dispuesto en el lugar una cobertura especial de las fuerzas de seguridad, pues contaba con información precisa respecto a los vehículos, en los que iban los tres integrantes de la organización ahora condenados.

El primer rodado en llegar al puesto fue la camioneta, conducida por Rodríguez, quien transportaba los 97 kilos de cocaína. Por detrás, llegó el auto en el que viajaban Carlos, como chofer, y Fernández en calidad de acompañante.

En principio, el personal de la policía local actuó de manera habitual, pues en el puesto se realizan controles de prevención, tales como test de alcoholemia, dada la proximidad con el dique Cabra Corral, lugar que suele tener alta concurrencia por sus paisajes y otros entretenimientos turísticos.

El control de rutina cambió con la aparición en el lugar de “Aquiles”, un can antinarcóticos, que motivó que Fernández, quien esperaba sentado en el auto casi distraído, se agarrara la cabeza al ver al perro y a los gendarmes.

El hecho sucedió el 28 de mayo de 2023, cuando, a raíz de una investigación que la fiscalía había iniciado en diciembre de 2022, fue detenida una camioneta Toyota Hilux y un automóvil Ford Focus, que provenían de la capital provincial y se dirigían a Cafayate, para luego seguir por Catamarca y La Rioja, y finalmente llegar a Córdoba.

En la requisa, “Aquiles” olfateó y rascó en el sector de la caja, donde estaban los 97 kilos de cocaína, tal como lo dijo el fiscal en su alegato.

El cierre hermético que protegía la droga no fue sencillo de superar, por lo que se necesitó un segundo examen con un scanner portátil que confirmó la existencia de los paquetes. La carga se pudo extraer cuando, con la ayuda de amoladoras, se partió la caja hasta dar con el doble fondo oculto.

Según lo expuesto en el proceso por los representantes del Ministerio Público Fiscal, el cuadro no exigía mucha explicación: Rodríguez era el transportista. En efecto, su defensa acordó no discutir su responsabilidad penal sino solo debatir sobre la determinación de la pena.

Carlos, conductor del auto, tuvo una actitud parecida, pues reconoció su rol en la organización y acordó su pena mediante un acuerdo pleno. Fernández, por su parte, tampoco discutió la materialidad del hecho y solo cuestionó que conociera la operación de tráfico.

Fernández insistió en que su presencia en el escenario de los hechos fue casual, tras lo cual reiteró su coartada, consistente en que el día del hecho Carlos se presentó en su casa y le pidió que lo acompañara a Cafayate para llevar un auto que había comprado, por lo que le ofreció un pago de 40 mil pesos.

El acusado se mostró como el principal sorprendido cuando se encontró droga en el procedimiento de Viñaco. Dramatizó la casualidad de que Rodríguez condujera la camioneta, dado que el 4 de noviembre de 2019 ambos fueron condenados por el Tribunal Oral Federal N°1 de Salta por un hecho de transporte de estupefacientes con una pena que, en su caso, fue de 6 años de prisión.

También reconoció que sabía de los antecedentes de Carlos por narcotráfico. No obstante, dijo que aceptó su propuesta de ir a Cafayate y, en todo momento, describió sus propios movimientos como un dependiente de su amigo. Explicó que Carlos, antes de bajarse del rodado en Viñaco, le dio su teléfono celular, con lo cual trató de explicar por qué lo tenía en su poder.

- Publicidad -spot_img

Te lo perdiste...

- Publicidad -spot_img

Mas Titulares